Asi es Mi primer spa, el spa para bebés pionero en España

spa para bebés

¿Quién ha dicho que los spa son solo para adultos? En Valencia, en la calle de la Vall de la Ballestera, 49, tenemos un lugar donde los protas son los peques de la casa con edades comprendidas entre 0 y 12 meses, quienes disfrutan de “Mi primer spa”. Se trata del primer spa para bebés de la Comunidad Valenciana. Tras poco más de un año desde su nacimiento ya están presentes en Valencia, Barcelona y a la espera de otros lugares más, buscando ser un referente a nivel nacional.

El proyecto surgió de la mano de Jesús López Tarín, un emprendedor valenciano que, tras dedicarse más de 15 años de su vida a la enseñanza y al deporte, decidió ir más allá y formarse en métodos pioneros de estimulación temprana en base al ejercicio físico y la estimulación sensorial desde los primeros meses de vida. Con este propósito nace “Mi primer spa”, una iniciativa pionera en España que contó con el apoyo desde sus inicios de Lanzadera, plataforma de la Marina de Empresas impulsada por Juan Roig.

Para su puesta en marcha se inspiró en experiencias que ya funcionaban en otros lugares de Europa, Asia o Estados Unidos y decidió importar esa idea. En España es un concepto nuevo, pese a que haya uno o dos spas de empresas extranjeras en nuestro país.

“Mi Primer Spa” no es un spa como el de los adultos que tiene como única finalidad relajarnos. Aquí, a través de la hidroterapia y el masaje infantil se trabaja la psicomotricidad, la flotación o la percepción espacial.

Estas técnicas tienen grandes beneficios para los bebés, como la mejora de la coordinación, la respiración o la digestión, el alivio de cólicos y gases o el aumento del apetito y del sueño, entre otras virtudes. Desde el momento en el que se le cae el cordón umbilical ya puede empezar las sesiones.

Algunas madres aseguran que los resultados ya se aprecian desde la primera cita. La noche que han ido por el día al spa sus hijos duermen hasta 8 horas seguidas. Se les hace tan raro el poder dormir a ellas tan bien que, a menudo, llaman al spa para preguntar si es normal que sus pequeños duerman tanto.

spa para bebés

Sin embargo, para lograr todos los beneficios a largo plazo se recomienda al menos una sesión por semana o cada quince días como mucho. En el caso de que el bebé sea prematuro o padezca algún problema de movilidad es mejor ir dos veces por semana.

Cada sesión dura entre 45 minutos y una hora, ya que depende de la predisposición del pequeño y de sus necesidades. Para la hidroterapia se ha diseñado un flotador especial para los bebés, que no les presiona el cuello y sujeta su peso por la barbilla y hueso occipital.

Las bañeras son individuales, se desinfectan con ozono sin productos químicos y cuentan con un termorregulador para mantener la temperatura.

¡Cuántas madres habrían deseado tener esta opción y poder descansar sin necesidad de amoldarse al horario de sus bebés!

Puedes seguirnos en Twitter: @TopValencia

Síguenos en Facebook: Top Valencia

Puede seguirnos en Instagram: @topvlc

Puedes compartir este artículo con los botones de aquí abajo 🙂

TopValencia, la revista cultural valenciana donde puedes encontrar los mejores planes, entrevistas, ocio, historia y curiosidades, nuestros pueblos de la Comunidad Valenciana y mucho más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *