Una de las 10 mejores pizzerías artesanales de Europa está en Valencia

Valencia es ciudad de bien comer y eso se hace ver en sus restaurantes y gastronomía. En julio de 2020 se inauguró en la capital del Turia el primer local de la cadena Grosso Napoletano, considerada una de las diez mejores pizzerías artesanales de Europa y en primera posición a nivel nacional.

Abrió sus puertas en Madrid y a día de hoy ya cuenta con ocho locales, siete de ellos en Madrid y uno en Valencia, en la céntrica calle Martínez Cubells, 4. En Top Valencia nos gusta disfrutar de primera mano de las experiencias que nos ofrece esta preciosa ciudad, así que hace unas semanas fuimos a probar la pizzería y así comprobar que, efectivamente, hace honor a su galardón.

Dejándonos aconsejar, empezamos la cena con una cerveza italiana Volpina y un tinto de verano muy peculiar que ya llamaba la atención a la vista pero más en el paladar. El entrante por el que nos decantamos fue la burrata, uno de los platos antipasti estrella compuesto por queso fresco y cremoso macerado con aceite de trufa, en cama de tomate Kumato.

Burrata. Top Valencia
Burrata. Top Valencia

Continuamos la velada con una crujiente pizza Grosso y una Borghese. La primera, una de las más vendidas, tiene  base de tomate San Marzano, mozzarella, rúcula y speck, lascas de parmesano y tomate cherry. Por otro lado, la Borghese, preparada con base bianca de crema trufada y mozzarella, speck y champiñones. Era difícil quedarse con una pero, tras meditarlo, nos quedamos con la Borghese. ¿Quién puede resistirse al sabor de la trufa?

Por último, no podía faltar el postre top del Grosso: Ichi’s Nutella. Como su nombre indica es el plato por excelencia de los más golosos. Pese a que no podíamos comer ya más después de haber probado las dos pizzas saladas, hicimos bien en esperar un rato y pedir esta delicia. Una recomendación sin duda.

Pizza Ichi's Nutella. Top Valencia
Pizza Ichi’s Nutella. Top Valencia

Las pizzas están hechas en tiempo récord gracias al horno de leña traído del propio Nápoles con el que las elaboran en tan solo 60 segundos. Sí, has leído bien. Y es que estos hornos nunca se apagan, llegando a alcanzar los 500 °C.

Pese a que volveremos sin duda alguna, ya que nos han quedado muchos platos por degustar, nos llevamos un rico recuerdo: un aceite de oliva virgen extra con un toque picante que pudimos comprar en el propio restaurante. Si te gusta darle ese toque a tus comidas, te lo recomendamos.
Foto de portada: Gastronosfera

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *