Hallan restos humanos con evidencias caníbales en la Marina Alta

De vez en cuando en Valencia nos sorprendemos con las cosas que pasan en nuestra región. Hace un tiempo contábamos que la Comunidad Valenciana es líder en sectas satánicas en España. Ahora, un equipo de investigadores liderado por arqueólogos de la Universitat de València ha presentado un estudio sobre un hallazgo arqueológico con evidencias caníbales en Castell de Castells, Marina Alta.

Las excavaciones se realizaron en les Coves de Santa Maira, en Castell de Castells (Marina Alta). Se trata de un conjunto de 30 restos humanos con marcas de manipulación humana de entre 10.200 y 9.000 años antes de nuestro tiempo relacionadas con prácticas caníbales.

excavación

El estudio, publicado en la revista académica ‘Journal of Anthropological Archaeology’, presenta evidencias de un comportamiento antropófago, caníbal, entre los grupos de cazadores-recolectores de la cuenca occidental del Mediterráneo durante el Mesolítico. Esta hipótesis es la mejor explicación de los resultados obtenidos tras el análisis de las piezas del periodo mesolítico encontradas en la ‘Boca Oeste’ de les Coves de Santa Maira. El estudio de restos craneales y poscraneales ha permitido determinar al equipo de arqueólogos la presencia de al menos tres individuos: dos adultos y un niño de unos dos años de edad.

La dificultad que plantea la identificación y atribución de las marcas encontradas, especialmente las dentales por la similitud de las marcas humanas con las de otros carnívoros, ha necesitado de estudios comparativos con las identificadas sobre restos de animales hallados en las mismas capas del yacimiento.

El director del proyecto de excavaciones, J. Emili Aura, catedrático de Prehistoria de la Universitat de València, señala que la posibilidad de que estas prácticas puedan ser puntuales, con una finalidad estrictamente alimentaria, tampoco permite descartar “la hipótesis de prácticas socialmente instauradas, resultado de episodios de violencia individual o grupal o, incluso, de rituales”, pues este hallazgo coincide con un proceso de cambio cultural y demográfico. A partir del Mesolítico, las prácticas funerarias se hacen más variadas, incluyendo la generalización de auténticos cementerios.

secta

Los investigadores del Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua de la Universitat de València Juan V. Morales-Pérez, Manuel Pérez Ripoll, Carles Miret i Estruch, C. Carlos Verdasco Cebrián y J. Emili Aura Tortosa han llevado a cabo el trabajo de campo, estudio y análisis junto a Mª Paz de Miguel Ibáñez (Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua, Filología Griega y Filología Latina de la Universidad de Alicante), Domingo C. Salazar-García (Dept. of Archaeology de la University of Cape Town, South Africa, y del Dept. of Archaeogenetics, Max Planck Institute for the Science of Human History) y Jesús F. Jordá Pardo (Laboratorio de Estudios Paleolíticos de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Madrid).

Este descubrimiento abre un buen número de cuestiones y preguntas tanto en el campo de la paleontología humana, como en lo referente a las prácticas sociales de los últimos cazadores prehistóricos del sur de Europa: desde la alimentación a las prácticas rituales, incluyendo el uso de la violencia entre grupos.

Foto portada: Journal of Anthropological Archaeology

Puedes seguirnos en Twitter: @TopValencia

Síguenos en Facebook: Top Valencia

Puede seguirnos en Instagram: @topvlc

Puedes compartir este artículo con los botones de aquí abajo 🙂

TopValencia, la revista cultural valenciana donde puedes encontrar los mejores planes, entrevistas, ocio, historia y curiosidades, nuestros pueblos de la Comunidad Valenciana y mucho más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *